jueves, 7 de enero de 2016

Soy mi pequeña miss Sunshine



Moño desecho, ojeras, pecas casi inapreciables sobre mi nariz, camiseta a modo de camisón. Empiezo a pensar que vivir en bragas y sin sujetador es la máxima expresión de libertad una vez entras en la veintena. Una declaración de intereses en toda regla.

Sobre la cama rasgueo las cuerdas de la guitarra, hoy suena mejor que ayer pero peor que antes, tal vez ya no es mía, tal vez ya no me quiere. Aún así sigo tocando, mis dedos se cansan de seguir partituras y ahora inventan, plasmo con las cuerdas los colores que veo en mi cabeza y susurro una letra que escribí hace tiempo pero que creía olvidada.

Me siento bien, me siento feliz, siento que podría correr kilómetros, correr descalza y no parar hasta llegar al mar.

Oh, cuentas ganas tengo de mar.

Y de viajar.

Y de bailar.

Y de besar mucho.

De besar todo el rato.

Tengo esperanza en los años que acaban en números pares, y en los que acaban en impares también, la verdad. Tengo fe en todo y en todos hasta que se demuestra que debo dejar de tenerla.

Rasgueo un rato mas, me rio sola, subo la voz sin miedo.

No tengo miedo.

¿Lista?      

Allá vamos.







4 comentarios:

  1. No sé porque pero en esta entrada me has recordado a mi, "como a mi espejo, años atrás" diría Hozier en su canción From Eden. Creo que es porque extraño mucho tocar mi vieja guitarra, o porque también ya me urge viajar, o bailar, o besar mucho; pero creo que ya habrá tiempo para eso; al fin de cuentas aún somos jóvenes, a un estamos dentro de la veintena. Saludos y gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Gracias? Gracias a ti ;)
      Esa canción me encanta, tiene algo especial me alegra que me la hayas traido de vuelta.
      Tienes toda la razón: hay tiempo, soy yo la que tiene la mala costumbre de querer correr siempre.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Ay esta entrada me ha trasmitido la calidez de la felicidad personal. Te encuentras bien contigo misma y quieres comerte el mundo! Me encanta, yo estoy a punto de entrar a la veintena y parece que una cambia esa manera de pensar adolescente.Preciosa entrada <3

    ibeatforlove.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!!
      Si, es un muy buen momento, me alegra haberlo podido trasmitirlo y que lo hayas recibido de manera tan cálida.
      No me digas por qué, pero la veintena es una buena etapa, algo nuevo. Igual suena estúpido, pero yo lo siento así. Tal vez porque nunca he sido excesivamente adolescente jajaja
      Un abrazo.

      Eliminar