domingo, 7 de agosto de 2016

seis.




  
"No es que el hombre que tenga delante sea feo, al contrario, pero no es del hombre del que me enamore."



Envelopes for Stonefox, by Apofenia Studio.

Karolina Koryl

Sally Eauclaire 編 Abbeville Press 1981年














____________________________

Me siento my ridícula publicando la inspo con meses de retraso. Ahora junio estando en agosto, un despropósito. Pero como no he dejado de acumular fotos durante estos meses y lo que me ha fallado es la puntualidad con el blog, quiero ir subiéndolas hasta ponerme al día.

miércoles, 3 de agosto de 2016

Páginas arrancadas: canción número 3 de ese vinilo que adoro.



 verano.


Es nuestra canción.
Con la primera nota ya sonríes, te mueves, cambias el peso de pierna, noto como la emoción bulle dentro de ti; rítmicamente.
Me miras, pero yo mantengo la vista clavada en el escenario. Me obligo a no devolverte el mensaje, de manera cruel, dura, insospechadamente fría, te ignoro. Te ignoro con la pasión con la que debería haberte besado en cuanto ha empezado a entonar. Te ignoro con la firmeza de quien se sabe esperada, deseada, admirada.
Con la timidez de la niña que conociste hace un tiempo. Con la arrogancia y el orgullo de una necia que está dispuesta, ahora, en lo que dura nuestra canción -3:25- a echarte, a alejarse.
Sin motivo alguno, sin argumento sólido e irrefutable.
Porque para ti no lo sería. Tu, que tienes tendencia a elaborar discursos que me desarman, que me enredan, que me paralizan. No podrás discutirme porque eso es lo que hago cuando las cosas no me gustan sin motivo alguno.
Simplemente me voy.
Te echo.
Huyo.
Y puede que con el tiempo descubra que no de ti.
Y puede que con el tiempo admita que es de mi.
Y quiera volver aquí, a esta explanada, junto con estos extraños para mirarte a los ojos, cogerte de la mano y comerte la boca. Para cantar a gritos juntos, para ser tan honestos y obscenos como las dedicatorias de las puertas de los baños de instituto.
Para quererte, como no puedo hacerlo ahora.

lunes, 1 de agosto de 2016

cinco.



Vergüenza me da hasta aparecer por aquí, pero por otro lado, me da pena dejarlo morir. Este ha sido durante años mi pequeño rincón, un tarro de cristal donde he almacenado sentimientos, recuerdos, lecciones...Cero excusas, no he publicado no por falta de tiempo -bueno un poco sí, pero no tanto por eso- y supongo que estoy escribiendo para nadie más que para mí misma porque mi falta de constancia y disciplina habrá ahuyentado a cualquiera que tras estos meses siguiera por aquí.
Aún así, vuelvo. El retorno, volumen tropecientos.
Esta siendo un verano de introspección, el comienzo de una nueva etapa que me aterra y me maravilla a partes iguales y aunque sea un periodo diferente de mi vida, algo lejos de la persona que he sido -no solo de la niña de los inicios del blog, también de la que publicaba a principios de este mismo año- quiero obligarme desempolvar este blog.
Bueno, eso, que hola de nuevo.

Kaptai Lake, Chittagong Hill Tracts, Bangladesh by Sheikh Mehedi Morshed Taef