domingo, 24 de enero de 2016

Sunday's evening song






Y tal vez, sólo necesitemos a alguien que nos haga ver que no pasa nada porque nuestras manos estén frías siempre.
O porque nuestro pelo este tan enmarañado como nuestras ideas.
Alguien que considere que la risa excéntrica y los estornudos sonoros en momentos inoportunos no son necesariamente defectos.
Tal vez, solo necesitemos a alguien que nos agarre la mano en los momentos de miedo y que nos deje repetir el dialogo de nuestras películas favoritas cuando se reproducen por millonésima vez, porque para eso es son las favoritas.
Alguien que cuando nos mira nos de fuerza suficiente para comernos el mundo y que nos haga entender que los inviernos no son tan malos.
No sé, tal vez alguien que se haya dado cuenta de que los demás se equivocaban y reconozca que sí, que merecemos la pena sin tener que esforzarnos por hacer nada más que ser nosotros mismos.
De hecho, echad de vuestras vidas a quien os haga que sentir que no sois suficiente siendo exactamente tal y como sois.


___________________

Enero trae de vuelta viejas costumbres, el domingo vuelve a ser mi día favorito de la semana.
 

2 comentarios:

  1. Que bueno que los domingos vuelvan a ser tu día favorito. Enero es bastante raro siempre lo he dicho. Pero al menos así nos transmites muchas cosas a través de estos días. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra poder trasmitir todo lo que me ha enseñado enero. Tienes toda la razón, un mes muy rarito...
      Abrazos.

      Eliminar