domingo, 16 de febrero de 2014

(o 4 a.m)





Comía chocolate porque se suponía que debía estar triste.

Y lo estaba, pero de una manera extraña.

Era la primera vez que experimentaba esa clase de tristeza. La clase de tristeza que la hacía llorar acurrucada en la cama regodeándose de cada lagrima.

La tristeza que la abrumaba de sorpresa, agazapada detrás de una mirada, detrás de una caricia, detrás de un mimo o un guiño que no era para ella.

La tristeza que de niña juraba que jamás iba a sufrir.

Comía chocolate escuchando la misma canción una y otra vez.

Y una y otra vez.

Y otra vez.

Y otra vez.

Y otra vez.


Comía chocolate porque Taylor Swift ya había predicho en sus letras que eso iba a ocurrir.

Comía chocolate por todas las veces que le habían dicho "no te conviene" y no les creyó.

Comía chocolate porque le odiaba.

Y porque sabía que eso era mentira.

Comía chocolate porque tenía el corazón roto.

5 comentarios:

  1. ¡Muy bonita entrada! Creo que todos conocemos ese sentimiento de estar triste y no saber muy bien porqué, una tristeza rara que nos coge por sorpresa y nos hace no querer saber nada de nadie, quedarnos la tarde acurrucados en la cama comiendo nuestro chocolate favorito.
    Ah, ¡y preciosa canción! Un beso <3

    ResponderEliminar
  2. El chocolate es un gran aliado de las noches de sofá en ese estado^^

    (Gracias por haberte pasado por mi blog. Te entiendo perfectamente con eso de la distancia. Pero siempre estará la video conferencia ^^)

    Besos, Maria

    ResponderEliminar
  3. Buf yo ahora mismo por distintas situaciones, estoy pasando por esos momentos de tristeza...a ratos alegría..pero tristeza.
    Simplemente pienso que después de la tormenta, vendrá la calma...y que sobre todo, como tu bien dices " manténte erguido, y sonríe" es la mejor manera de afrontar las cosas, aunque luego, en la cama, en la oscuridad de la noche, comamos ese chocolate para endulzar las lágrimas.
    un besazo

    ResponderEliminar
  4. Es verdad que en las tabletas de chocolate debería poner :
    "Pegamento para corazones"
    :)))
    Me ha gustado

    ResponderEliminar
  5. el chocolate no debería estar asociado a momentos grises... con lo rico q está y lo bien q sienta! a comer cuando se tiene una sonrisota en la cara se ha dicho :P

    Un saludo

    ResponderEliminar