martes, 23 de julio de 2013

Los franceses y el rock igual que el agua y el aceite: incompatibles.



Caminando por la calle pensando en la facilidad que tienen los franceses para escribir buenos libros y sin embargo lo malos que son sus grupos de rock me pregunte '¿qué haría el mundo sin nosotros? ¿Qué haría sin la gente creativa que se levanta a las 3:00 a.m a escribir, sin los fotógrafos o los cineastas, sin los pintores clásicos o los contemporáneos? ¿Qué haría sin el arte?'
Sonriendo a la nada y pegando sorbos cortos a mi té me respondí a mí misma.
'Nada.' 'No harían nada sin nosotros. Porque nosotros somos los fracasados locos que preferimos una película en versión original, la noche al día y tomar las malas experiencias como musas'
Y así iba pensando en todo esto del arte y su compleja simplicidad. Porque en el fondo es tan simple; quien es artista crea para sobrevivir y quien no lo es vive para verles crear.
'Que raritos somos' fue el ultimo pensamiento nos dedique, a nosotros, los seres de segunda que cohabitamos este universo. Escondidos entre películas indie, literatura rusa y grafitis de Banksy.
Luego volví a los franceses y su porquería de rock.



1 comentario:

  1. Lo peor es que ese mundo "corriente" y "nada raro" no nota esa necesidad que tiene de toda la creatividad

    ResponderEliminar