domingo, 16 de marzo de 2014

Cosa de artistas.





Si te relacionas con un artista tienes un problema: puede que cree algo inspirado en ti.

Un poema.
Una canción.
Una composición fotográfica.
Un cuadro.

Tal vez trasmita felicidad y amor o tal vez tristeza y oscuridad. Estarás ahí. Quedarás para siempre marcado en algo tan intimo y delicado.



Si te relacionas con un artista tienes un problema: puede que no cree nada inspirado en ti.

Ni un poema.
Ni una canción.
Ni una composición fotográfica.
Ni un cuadro.

Tal vez no hayas significado nada, simplemente un soplo de viento que molesta al revolver el pelo o una llamada telefónica que termina con un "perdone, me he equivocado".

No hay comentarios:

Publicar un comentario